Valoración de los usuarios: / 15
PobreEl mejor 
Articulos - Replicas

El forero Skipper ha colgado una muy interesante toma de contacto de la replica Gas Blow Back XM-177 que firma Viper Tech. No os perdáis los pequeños comentarios personales y las fotos detalle que incluye, solventará mas de una duda a los aficionados a esta nueva gama de replicas con retroceso por gas. Podéis hacer vuestros comentarios en este hilo del foro.

alt

Soy de los que piensan que siempre hay una palabra que describe perfectamente cada tipo de réplica simplemente mencionando la marca o la procedencia: si hablamos de una “china” lo primero que nos viene a la mente es “barato”, como si hablamos de Marui enseguida nos viene a la mente la palabra “calidad”.

Igualmente esto vale para esas otras réplicas alternativas a las tradicionales AEG, que siempre nos evocan distintos palabros para describirlas: si hablamos de Systema o PTW nos viene a la mente la palabra “calidad”, seguida de “cara” (y por supuesto, “polémica”). Igualmente con Celcius o CTW hablamos de réplicas de “calidad” pero también de “clones” o “copias”, y en ambos casos y para los que hemos tenido la suerte de disfrutar unas u otras, enseguida pensamos en “solidez”, “calidad”, “realismo”… 

Sin embargo, cuando conocí las GBB (o GBB-R), en la forma de custom siempre tenía en mente la palabra “futuro”. Pensaba que en un futuro no muy lejano las GBB-R en combinación con unos buenos cargadores y unos gases más baratos serían las que partirían la pana, pero aún quedaba mucho camino por delante. Cuando tuve en mis manos una Inokatsu pensé que esto estaba más cerca de conseguirse, pero fue cuando tuve mi primera Viper-Tech cuando directamente me quedé sin palabras. “Solidez”, “calidad”, “realismo” no son suficientes para describir el cúmulo de sensaciones que tienes al empuñar una Viper-Tech, y por primera vez empecé a valorar ese realismo sobre todas las cosas en el airsoft.

No hablo de la comunidad Geardos (a la que envío un saludo y les muestro mi respetos) ni de los recreacionistas, no me refiero a que si tal o cual accesorio o complemento son originales, fechados o buenas o malas copias. Simplemente digo que la sensación de cada disparo, de sentir el retroceso, de escuchar el ruido y ver cómo todo el mundo alrededor se vuelve o agacha la cabeza me acercan mucho más a la realidad de lo que ha hecho el resto de las réplicas que he tenido antes, y casi casi podría decirse que sólo les falta la expulsión de los casquillos (todo se andará) y el olor a cordita flotando en el aire…

No pretendo hacer una review extensiva ni mucho menos. Eso prefiero dejárselo a los gurús del gas como Pirado del M4 o Devilhunter. No soy tan manitas para desmontar y volver a montar después sin que me sobren algunas piezas, pero sí intentaré dar mis impresiones como usuario, y de la manera más imparcial posible. Aunque esto último me será difícil ya que, siempre con el permiso de mi mujer, me declaro oficialmente un enamorado de las Viper-Tech.



EMPAQUETADO/PRESENTACIÓN

La primera impresión al recoger la réplica de las instalaciones de UPS fue un tanto decepcionante. Al pobre (pero eficaz) embalaje se sumaba el hecho de que la marcadora estaba pintada en un irreal negro semimate. Creo que en modelismo su nombre correcto sería el de Glossy Black. No sé si sería esta sensación o el hecho de tener que haber aflojado unos 160 euros a estos amables señores de UPS que tan desinteresadamente se ofrecieron a gestionar el trámite de Aduanas, no fuera que la Agencia Tributaria se olvidara de cobrar los aranceles de entrada. Lo bueno es que esta vez, por su color tan irreal o por su ausencia de marcajes debieron pensar que efectivamente se trataba de un juguete, y por lo menos no tuve que hacer el viaje a la Intervención de Armas que tanto te alegra el día.

El caso es que lo primero que hice fue comprar una buena lija y empezar a “envejecer” de alguna manera la réplica. Como esta review es muy posterior, es por este motivo que la marcadora se ve rallada o tocada. 

La réplica viene en una caja simple de cartón presidida por el logotipo de Viper-Tech, con una pegatina exterior donde se marca el modelo de fusa que lleva dentro. Una vez abierto vemos que los señores de Viper-Tech no se complicaron mucho la vida en el envoltorio, ya que el contenido viene perfectamente protegido en más cartón, con unos agujeros hechos a la silueta de fusil y cargador. Barato, simple y eficaz.

alt

TOMA DE CONTACTO

El cargador que nos viene de casa está fabricado por E.B. Enterprise CO Ltd, tal y como viene en el fondo del mismo. Desconozco realmente esta marca pero sí puede decir un par de cosas sobre ella: fabrica unos excelentes cargadores, sin fugas y con un funcionamiento más que adecuado, peeeeeero es casi imposible cargarlo. Metiendo las bolas una a una y con la mano, los lips están tan sumamente cerrados que casi ni entran las bb’s. Aparte de esto son un poco más largos que los reales, apenas un centímetro.

Pero una vez superada esta difícil misión de meterle las bb’s, funcionan de lujo.

El cuerpo en seguida se aprecia, pese a su horrorosa pintura negra, que es de calidad muy alta. Aunque mi unidad vino sin marcajes, los detalles están hechos casi a la perfección con el modelo real, y la robustez es algo que se nota a simple vista y con sólo tocarla una vez. 


alt

alt

Ya abriendo la ventana de expulsión y tirando del Bolt-Carrier Group hacia atrás mediante la palanca de montar, se vislumbra un interior de igual o mayor calidad a lo exterior, cosa que podemos comprobar nada más abrir la réplica.



alt



alt

Para abrirla es tan simple como retirar el pasador trasero del cuerpo inferior, exactamente igual que en el modelo real. Este pasador se abre con apenas un toque con un destornillador o similar, pivotando el cuerpo superior de forma fácil y simple. Pero que nadie piense mal: no tiene holgura de ningún tipo.

alt

Igualmente podemos separar el cuerpo superior del inferior si retiramos a su vez el pasador delantero, quedando el resultado de lo más compacto por si alguna vez tenemos que transportarlo o enviarlo de forma discreta. Pero esto ya lo hemos visto en todas las réplicas de este tipo. Nada nuevo bajo el sol.

Nada más abrirla observamos el conjunto del gatillo, pudiendo ver que está completamente constituido por piezas de acero al igual que el bolt-catch. La cosa promete mucho. 

Tiramos de la palanca de montar y extraemos a su vez el Bolt-Carrier Group pudiendo confirmar lo que veíamos al abrir la ventana de expulsión y tirar del mismo hacia atrás: Acero toledano “made in Taiwan”. 

Como también es de acero el propio nozzle. Simplemente es una réplica hecha para que dure y aguante trote, como se puede apreciar en los numerosos videos que la propia Viper ha colgado en Youtube.

Otro detalle a destacar es el hop-up. Éste se encuentra dentro del cañón externo, y el acceso a él se hace desde la parte inferior pegada al cuerpo del mismo. Si bien acceder a él es un poco pesado teniendo que retirar la parte inferior del guardamanos, la efectividad es excelente.

alt

Añadir que el Bolt-Catch es otro elemento que funciona a las mil maravillas, quedando siempre el conjunto BCG retrasado al terminar la última bb del cargador.

Calidad acorde es la que encontramos tanto en guardamanos como pistolete y culata. La réplica a nivel de calidad merece un 10, nublando únicamente esta nota la ausencia de marcajes y el color ese tan… horrible. Muestra de esta calidad es que en mi caso, tenía un guardamanos de un XM-177 real, que coloqué en esta réplica encajando a la perfección.

Por último, y aunque servidor no lo ha probado, me consta que estos fusiles vienen con su propio sistema de graduación de potencia al estilo de los conocidos NPAS; el AVS (Adjustable Valve System), que a diferencia de los NPAS requiere de una simple llave ALLEN para graduarlo en lugar de la llave especial que suelen exigir los otros dispositivos de este tipo. Existe un video al respecto en Youtube para el que lo quiera comprobar.

http://www.youtube.com/watch?v=8l64B-GXU28

EN PARTIDA

Las sensaciones con una GBB-R son muy distintas a las de una AEG, como os adelantaba en la introducción de esta tocho-review. Si bien no tiene la precisión de una AEG de alta gama o una PTW/CTW, en parte por el uso mismo del gas y sus conocidas fluctuaciones, sí que tiene una precisión más que aceptable, pudiendo hacer blancos sin muchos problemas en unos 40-45 metros. 

Sin embargo, en la opinión personal del que suscribe, esto ha pasado a ser algo con una importancia relativa. Yo, como todo el mundo, iba a las partidas a pasarlo bien, y obviamente, cuantos más adversarios eliminara mucho mejor… Pues bien, eso ya ha pasado a un segundo plano. La verdadera gracia de una GBB-R no es el eliminar al contrario, sino el hecho de disparar en sí. Introduces el primer cargador y tiras de la palanca de montar hacia atrás, exactamente igual que en un XM-177 o un M-4 real, para posteriormente soltarla con el mismo ruido metálico del golpe seco al volver el Bolt Carrier Group a su posición original. El retroceso, el ruido, ver cómo tu compañero que está al lado agacha instintivamente la cabeza… son sensaciones un poco difíciles de explicar para el que no lo haya vivido durante el transcurso de una partida y no sólo haciendo unos disparos ocasionales.

Ergonómicamente el XM-177 E2 es una réplica muy cómoda, ya que a su tamaño compacto que comparte con sus nietos de la familia M-4, añadimos que a diferencia de éstos el guardamanos tiene un diámetro mucho menor, siendo extremadamente sencillo agarrarlo con una postura más fácil y descansada para la mano. Igualmente su tamaño compacto permite un encare rápido, siendo ideal para jugar en entornos CQB.

Uno de los fallos de la réplica respecto a la real es su culata telescópica de cinco posiciones. En la real eran sólo 2, pero aun así y dada la calidad de la marcadora, este pequeño fallo se le perdona.

Si bien el verdadero Talón de Aquiles de este tipo de réplicas eran los cargadores de gas, debo decir que con los conocidos ProWin se ha dado un paso de gigante en este tema. Desconozco el resultado con otras marcas (salvo Inokatsu), pero en el tema de las Viper-Tech es rara la ocasión en que el cargador te deja tirado. Y si el cargador va fino, la réplica va mejor aún, actuando el Bolt-Catch en el 100% de las ocasiones o lo que es lo mismo: al terminar la última  bb el Bolt Carrier Group queda en posición trasera, y para seguir disparando es tan simple como introducir otro cargador, darle al botón que libera el retén del Bolt-Stop y la réplica queda amartillada inmediatamente, pudiendo disparar alegremente otro cargador para posteriormente repetir el proceso. Sinceramente creo que esto de por sí es un detalle que encandilará a los practicantes de Mil-Sim.

CONCLUSIONES

En mi opinión, nos encontramos frente a un producto fuera de serie. Dando la misma o más calidad que una Inokatsu, su coste es de poco más de la mitad, y su resultado es simplemente perfecto. Dudo mucho que deje a su potencial comprador insatisfecho, siempre y cuando se combine con unos cargadores de una calidad similar como son los ProWin debidamente modificados con el Gas Route para Inokatsu.

Por el contrario tenemos el feo color exterior que la hace parecer de una calidad muy inferior a la que tiene, añadido a la ausencia de marcajes, o la inclusión de marcajes irreales con el logotipo de Víper en algunos modelos. Los más puristas sumarán a la ausencia o incorrección de los marcajes el hecho de que la culata sea de 5 posiciones en lugar de 2, pero teniendo en cuenta que las medidas de esta réplica son exactas a las de su homólogo al que imita, siempre está la posibilidad de acoplarle una culata real, o incluso más piezas si fuera necesario. Servidor junto con mi buen amigo GreyFox tuvieron la ocasión de comprobarlo con un Upper Receiver de un M-16 A1 real, el cual encajaba a la perfección.

Dicho esto de la réplica no hay que dejar de advertir un par de cosas. Las GBB-R en su concepción moderna, aún puede decirse que están en pañales. Aún se tienen que seguir desarrollando y creciendo, aunque modelos como los de Viper te hacen ver este futuro más cerca. Sin embargo, dado su carácter y su complejidad dentro de lo sencillo, no son réplicas aconsejables para novatos y ni mucho menos para “tirabolas”. Hablamos de un tipo de réplica donde valoras y disfrutas cada disparo, y nada más (y nada menos).

Igualmente otro hándicap es el consumo del gas, o la calidad del mismo. Poco a poco van saliendo alternativas al Green Gas de toda la vida, que como sabréis no se trata de otra cosa que Propano. Mucho más estable es el CO2 del que ya van saliendo cargadores fiables como los del sistema de WE que tanto vemos en los conocidos SCAR GBB de dicha marca, y que muy pronto empezaremos a ver en el sistema Magna original de WA y que es el que comparten otras muchas fabricantes de GBB-R como AGM, ACM, G&P, Bomber, Inokatsu y por supuesto la que nos ocupa: Viper-Tech.

Sinceramente y en opinión de un servidor, a las GBB-R se les está abriendo un prometedor futuro por delante, y eso es en parte gracias a réplicas como la que nos ha ocupado hoy, en combinación con los excelentes cargadores ProWin.

Ultima actualización ( Martes 02 de Noviembre de 2010 18:17 )